Logo Libros Peruanos
buscar

ARCHIVO DE ARTÍCULOS PERIODÍSTICOS

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Augusto Rubio Acosta
Augusto Rubio, la gestión cultural como forma de vida

Por Ricardo Ayllón
Fuente: Librosperuanos.com
Agosto, 2017

Involucrado en la gestión cultural desde sus años universitarios, Augusto Rubio Acosta considera que la gestión, administración y mediación cultural en el país lamentablemente no es considerada imprescindible al interior de las instituciones estratégicas, lo que determina que el sector no trascienda más allá de escasos y muy loables esfuerzos y emprendimientos que generalmente son insostenibles en el tiempo y no permiten generar un auténtico desarrollo. A propósito de su intenso trabajo como director de la Biblioteca Municipal de Trujillo, como coordinador general de la Feria Internacional del Libro de Trujillo y como integrante del Fondo Editorial de esa ciudad, conversamos con él, añadiendo además que por estos días escribe su segunda novela y dicta un taller de narrativa en varias ciudades del país.
 
 
¿Qué condiciones debe tener un gestor cultural en el Perú?
Los gestores culturales calificados necesitan acceder a espacios de alta responsabilidad en los diferentes subsectores culturales: audiovisual, libro, artes escénicas, música, servicios patrimoniales o artes visuales, entre otros. Asimismo, necesitan ser apoyados en el desarrollo de investigaciones y en la reflexión teórica y aplicada en este campo, para  mejorar el nivel profesional, la eficiencia y la internacionalización del sector.
 
Tu trabajo al frente de la Biblioteca Municipal de Trujillo, comienza a hacerse conocido. Cuéntame cómo iniciaste y qué logros has tenido en esta institución.
Llegué a Trujillo en mayo de 2016, para estar al frente de la Biblioteca Municipal de esta ciudad. Desde entonces hemos desarrollado una serie de proyectos orientados a la participación comunitaria en los nuevos procesos de educación, cultura y socialización promovidos desde la biblioteca. Desarrollamos recitales en los barrios más alejados, proyectamos documentales basados en vidas de escritores en parques y plazas públicas, implementamos módulos bibliográficos itinerantes que se trasladan a los distritos adonde no llegan las ferias del libro y hemos creado un proyecto de cuentacuentos que recorre colegios y parques en toda la provincia, entre otras iniciativas en favor del fomento del libro y la lectura. Por estos días, por ejemplo, organizamos un foro nacional por la lectura y proyectos que ya serán de conocimiento público. Las bibliotecas son hoy más relevantes que nunca, aunque muy pocos se hayan dado cuenta. Son el lugar para el crecimiento personal y la reinvención, un lugar para la ayuda en la navegación en la era de la información, un lugar de encuentro para la participación cívica y cultural y un espacio de confianza para la preservación de la cultura.
 
Eres, además, coordinador general de la Feria Internacional del Libro de Trujillo e integrante del comité editorial del Fondo Editorial Municipal de esa ciudad. ¿Qué necesidades has encontrado en esa labor?
Hace falta la incorporación de profesionales competentes no solo en esas entidades, sino en el seno de las diversas instituciones, proyectos, equipamientos y servicios culturales. En las áreas de cultura del sector público, por ejemplo, es raro encontrar gente capaz y -sobre todo- comprometida con el sector. Son muy pocos los que han hecho del trabajo cultural su forma de vida; eso se refleja en el desarrollo del sector y -obviamente- en el de las ciudades y las personas que las habitan. En Trujillo hemos formado un estupendo y multidisciplinario equipo de trabajo, la generación de políticas públicas del libro y la lectura es un enorme paso adelante, lo cual venimos consolidando con iniciativas inclusivas y de desarrollo comunitario de bibliotecas.
Tú eres de Chimbote, ¿cómo ves la realidad de la gestión cultural en esa ciudad? ¿Qué necesita para salir del atraso en el que históricamente está sumida?
En principio, es necesario destacar los esfuerzos individuales de algunas instituciones y colectivos de ciudadanos y artistas que entregan todo de sí en aras de una mejor ciudad y un mejor destino. Esfuerzos que no alcanzan, como es evidente, porque el rol que cumple el Estado desde sus instituciones –se supone representativas– deja mucho que desear. En las municipalidades no se diseñan políticas culturales que transformen nuestra realidad. Y si alguna vez se han hecho no han funcionado adecuadamente. Cómo es posible que, tras diez años de existencia, la Feria del Libro de Nuevo Chimbote no tenga un presupuesto digno y mucho menos un programa cultural decente que refleje nuestra identidad y visibilice el trabajo de los escritores y artistas del puerto con calidad de contenidos. Cómo es posible que los fondos editoriales, tanto de la comuna provincial y distrital, no se implementen como deberían y que –en el caso de Nuevo Chimbote– sobreviva el fantasma del oscurantismo y la impunidad registrada hace varios años cuando publicó varios libros a precios exorbitantes, caso sobre el que pesa una supuesta corrupción que nunca llegó a aclararse ni sancionarse a los responsables.
 
El tema cultural debe ser visto e integrado como eje transversal dentro de las políticas macro, pero se le reduce a una subgerencia o a un escritorio en las instituciones tutelares. ¿Por qué?
Lo cultural continúa siendo visto por encima del hombro por quienes ostentan los altos cargos públicos en Áncash. Chimbote, por ejemplo, no tiene una gerencia de Cultura, tampoco un presupuesto digno para fomento de las artes y las letras, mucho menos espacios adecuados ni fondos concursables que permitan al artista –y por ende a la comunidad– desarrollarse. Y todo pasa por la voluntad política, lamentablemente. Para salir del atraso necesitamos presupuestos dignos, políticas públicas en cultura, ciudadanía vigilante y cuestionadora, pero sobre todo gestores culturales de raza que no existen o han demostrado incapacidad al interior de las instituciones tutelares. La cultura languidece en el puerto, no se entiende (no quiere entenderse) que se trata de un asunto prioritario, transversal e inclusivo, diverso e imprescindible para poder hablar de desarrollo.
 
¿Por qué el gestor cultural en Chimbote no se preocupa por formarse e ir más allá de la simple organización de actividades culturales?
La explicación la debe tener cada uno de ellos en sus conciencias. Pero también hay que decir que en Chimbote no hay espacios especializados donde formarse. Mientras el gestor cultural no acceda a otros ámbitos, no se capacite y no experimente en espacios y ámbitos ajenos a su realidad, va a ser muy difícil que surja y continuará en el círculo vicioso de mirarse el ombligo. 
¿Cuándo publicas un nuevo libro, Augusto? ¿Por qué te sentimos alejado de Chimbote?
Estoy escribiendo una novela juvenil ambientada en el puerto de Salaverry; aparte, se van a publicar en Lima nuevas ediciones de dos de mis cuentos infantiles. Sobre lo último, no es que esté alejado de mi ciudad, puerto al que amo intensamente porque es el lugar donde han nacido mis niños y donde se estableció mi familia en 1947; quizá se me pueda ver un tanto alejado por mis múltiples ocupaciones y viajes, ojalá pronto pueda entregar lo mejor de mí en beneficio de las mayorías excluidas del libro, la lectura y la cultura de mi ciudad. 
 
* Augusto Rubio Acosta (Chimbote, 1973) es escritor, gestor cultural y comunicador social egresado de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Ha publicado tres libros de poesía y cuatro de narrativa, entre ellas “Fraga” (2015), su primera novela, considerada por el destacado crítico literario Ricardo González Vigil entre las mejores novelas cortas de 2015. Premio Nacional de Periodismo 2008 (Comisión de la Verdad y Reconciliación Nacional y Consejo de la Prensa Peruana), Premio Nacional de Periodismo 2007 (Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social). Fue director del Diario La Industria de Chiclayo entre los años 2011 y 2013 y ha laborado y publicado crónicas y textos periodísticos en diversos medios del país y el extranjero.
Compartir en:
   
   
A A A
Librosperuanos.com
Portal cultural que promueve autores, editores y libros del Perú
Av. Benavides 449, of. 20, Miraflores - Lima 18    Telefax:(511) 242-7439    E-mail: [email protected]