Logo Libros Peruanos
buscar

ARCHIVO DE ARTÍCULOS PERIODÍSTICOS

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Miguel Gutiérrez
Magia fabuladora<br>Los Poderes Secretos de Miguel Gutiérrez Magia fabuladora
Los Poderes Secretos de Miguel Gutiérrez


Por Dimas Arrieta
Fuente: Variedades Nº 166, Lima 29/03/10

La reedición de la novela Poderes secretos de Miguel Gutiérrez, nos conmueve desde la ficción literaria con un tópico sobre los orígenes de la nación peruana. La temática de la novela se circunscribe en el debate sobre la presencia de tres hitos importantes de la cultura peruana: Garcilaso, Blas Valera y Guamán Poma de Ayala.

Indudablemente, todo lo que escribe Miguel Gutiérrez, en sus novelas y ensayos, siempre está develando y revelando, desde la magia fabuladora de la creación literaria, los tópicos esenciales de la sociedad peruana. Pero, esta reedición impecable, hecha en el interior del país, confirma el interés en la narrativa del escritor más importante que tenemos, hoy en día, en el Perú.

El libro Poderes secretos de Miguel Gutiérrez, editado en 1995, quince años después ha recobrado mayor interés dada la ocasión de la publicación de Exsul Immeritus Blas Valera Populo Suo e Historia et Rudimenta Linguae Piruanorum (2009), cuya editora es la ciudadana italiana Laura Laurencich Minelli, bajo el sello de la Municipalidad Provincial de Chachapoyas. Como dice Gutiérrez: "Pero he aquí que, de pronto, aparecen unos perversos códices, en los que se reduce al indio Guamán Poma de Ayala a la modesta condición de testaferro" (Pág. 114).

El libro está dividido en dos partes y una posdata. En la Primera Parte existe toda una exposición de conocimiento bibliográfico, y un muestreo de puntos de vista acerca de la relación entre Novela e Historia. Por eso nos dice: "Pero ahí donde el historiador olvida, el novelista recuerda. Y lo puede hacer no porque posea un estatus moral superior sino -en primer lugar- porque frente al pasado, el novelista es un historiador privilegiado. Su libertad de imaginación, si bien limitada en este caso, es abrumadoramente mayor que la del historiador de oficio en el manejo de las fuentes, en la reconstrucción de ambientes donde se permite necesarios anacronismos y en la creación de personajes por entero ficticios que conviven con personajes reales de la historia" (Pág. 25).

Conocemos la capacidad expositiva, a través de sus libros de ensayos de Miguel Gutiérrez, donde derrocha no solo un buen manejo de los recursos expresivos, sino una solvente inteligencia para reflexionar a través de un metadiscurso sobre su propio oficio de escritor. Del mismo modo, encontramos en sus novelas, la autosuficiencia en la "versatilidad en el tono, el estilo y la estrategia narrativa; también en el tema y la diversidad de personajes convocados por su poderosa imaginación reelaboradora de experiencia humana.", como nos dice el crítico Ricardo González Vigil.

Los puntos de partida de la argumentación de este libro, es cierto, tienen sus referentes en lo que el erudito Manuel González de la Rosa, en los comienzos del siglo, acusaba al Inca Garcilaso de haber plagiado al P. Blas Valera, pero cuando uno lee al Inca las evidencias nos dicen que, no lo plagiaba sino lo citaba. El Inca era muy respetuoso de los derechos de autor, incluso, él advertía: "Hasta aquí, Blas Valera". Continuamente hacía esta alusión.

En la Segunda Parte, hay una mera reconstrucción de los hechos, la atmósfera hostil en que vivió el padre Blas Valera, las polémicas que tuvo, las marginaciones y sus destierros, la continua ilusión y desilusión ante los ofrecimientos de la publicación de sus libros, pero a la vez tenía que corregir determinados párrafos, capítulos, y por supuesto él se resistía a cambiar por lealtad a lo que representaba su proyecto denunciador y acusador de los atropellos en que se encontraban los indios.

La gran contribución de esta edición de la novela Poderes secretos, es que ahora se añade una Posdata que enriquece la novela y le da sustento de credibilidad a una ficción, por eso afirma Gutiérrez con relación a la propuesta de Laura Laurencich con su polémico Códice Blas Valera:
"También encuentro coincidencias entre lo que yo imaginé en mi libro y en la supuesta autobiografía del P. Blas Valera en lo relativo a su ingreso a la Orden de San Ignacio de Loyola en su calidad de mestizo. No es un lugar recoleto, sino recinto de contiendas, disidencias y conspiraciones, donde existen cofradías y sectas secretas que disputan entre sí sobre un tema central: el gobierno de los indios" (Pág. 111).

A partir de los supuestos escritos del P. Blas Valera, y las revelaciones de la italiana Laura Laurencich, nos espera en el futuro un amplio debate si realmente el P. Blas Valera es el autor de La Nueva Corónica y Buen Gobierno, que encontró en 1908 en la Biblioteca de Conpenhague Richard Pietschmanng, con el nombre de Felipe Guamán Poma de Ayala, hoy resulta que el verdadero autor de ese libro fundamental es el P. Blas Valera. Mientras tanto, Miguel Gutiérrez nos regala esta ficción provocadora en su sugerencia.

Librosperuanos.com
Portal cultural que promueve autores, editores y libros del Perú
Av. Benavides 449, of. 20, Miraflores - Lima 18    Telefax:(511) 242-7439    E-mail: [email protected]