Logo Libros Peruanos
buscar

DIRECTORIO
DE EDITORIALES

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Chachi Sanseviero considera urgente las tarifas postales preferenciales para impulsar la exportación de libros peruanos

Por Virginia Vilchez Samanez
Lima, noviembre 2012

La propietaria de la emblemática librería peruana El Virrey, Chachi Sanseviero, sostiene que el Perú es uno de los países de la región que más escribe sobre su realidad y sus problemas, y estos libros son muy buscados en el extranjero; sin embargo, difícilmente se los encuentra, por la inexistencia de incentivos para su exportación,  como las tarifas postales preferenciales. En entrevista concedida a  librosperuanos.com,  Chachi Sanseviero, quien ha forjado junto con su familia una de las más prestigiadas librerías de América Latina, nos habla sobre esa situación en particular y, en general, sobre la evolución de las librerías en el Perú y los nuevos retos que enfrenta, como el crecimiento vertiginoso de la edición de libros en el mundo y la consecuente sobreoferta que ninguna librería está en condiciones de acoger. Frente a este nuevo panorama, Chachi nos dice cuál debe ser la labor de un buen librero.

Desde que se instaló en el Perú y creó, junto con su esposo, la librería El Virrey ¿cómo han evolucionado las librerías? ¿Han tenido épocas de auge o crisis? ¿En qué etapa nos encontramos ahora?
Cuando llegamos, en 1973, las librerías y editoriales vivían momentos de auge. Algunas tenían sucursales en varios distritos de Lima y la librería Studium –perteneciente a la PUCP, había extendido sucursales en las capitales de provincia más importantes.  Aun así Lima era (y lo sigue siendo ahora) una de las capitales de América Latina que menos librerías tiene comparándola con México, Buenos Aires, Bogotá, Montevideo, Santiago, etc.

En aquellos años, algunas de las editoriales más importantes de Hispanoamérica tenían representantes en Lima. La Cámara Peruana del Libro estaba integrada por propietarios de librerías y editoriales pero también por intelectuales destacados, como Blanca Varela, Abelardo Oquendo, José Tola, Carlos Iván Degregori, entre otros.

Luego de un largo período de crisis en los años 80 y 90, la cantidad de librerías y editoriales ha mejorado aunque el servicio de librerías se mantenga fundamentalmente en Lima.

Indudablemente ha cambiado la forma de comprar libros. Ahora los libros se compran en supermercados, en kioscos y otros puntos de venta y cada vez más se compra ahora por Internet ¿Cómo ha impactado estos cambios en las librerías en general, y en la librería El Virrey en particular?
Yo hago una diferencia muy clara entre las librerías tradicionales y las grandes superficies que semejan más a supermercados. Pero No nos afecta la venta de libros en kioscos y supermercados o por internet. En lo que sí nos afecta el Internet es porque nos informa de las novedades al instante y los lectores interesados esperan que esos libros ya estén en el Perú. Sin embargo, en algunos casos, deberá pasar semanas o meses para que el libro llegue a Lima, y muchos nunca llegarán.

¿Cuál es la característica de una librería que valora más y que la hace una buena librería.
El movimiento vertiginoso que ha alcanzado la edición de libros en el mundo ha creado una sobreoferta que ninguna librería está en condiciones de acoger. En estas situaciones la labor de un buen librero es hacer una selección de temas, editoriales y autores que considera que son más interesantes para su público lector. El buen ejercicio de esta premisa le permite al lector confiar en la “selección” del librero y así escoge su “librería favorita”. Sin embargo, un buen lector debería recorrer todas las librerías porque siempre encontrará algo que no vio antes.

Muchos hablan que el problema principal de la industria editorial es la ausencia  de distribuidoras, lo que obliga, en el caso de las librerías, a tratar con una gran cantidad de autores, dificultando su trabajo. ¿Eso es así?
Quizás esto ocurra con autores que editan por su cuenta o el de instituciones que editan libros muy interesantes pero que no los distribuyen comercialmente. Entonces circulan en espacios muy cerrados y sólo se conocen por alguna referencia periodística. Las empresas distribuidoras son muy pocas, es cierto, pero lo peor es que también seleccionan cuáles libros distribuir por ser más “rentables”. En estos casos, la labor del librero para encontrar estos materiales solicitados por sus clientes muchas veces es ardua e ingrata.

Se ha escuchado a muchos escritores quejarse de que las librerías no aceptan vender los libros producidos en el Perú. Prefieren los importados.  Sabemos que éste no es el caso de la Librería El Virrey. Díganos ¿por qué ocurre esto?
Creo que tiene que ver más con que prefieren vender libros de éxito. Para nosotros es un orgullo poner especial atención en la difusión del libro peruano, tan vasto y valioso por sus escritores y su cultura milenaria. Y por supuesto que son muy buscados. No existiría si no el campo ferial Amazonas donde se pueden encontrar valiosas ediciones tanto en narrativa y poesía como en ensayos, arte, arqueología, etc., muchos de ellos agotados. Perú es uno de los países que más escribe sobre su realidad y sus problemas en América del Sur y estos libros son muy buscados en el extranjero. La pena es que no existe un incentivo para su exportación. La Ley del Libro que pronto cumplirá 20 años registró la necesidad de tener tarifas postales para la exportación de libros. Pero ni los sucesivos ministros de economía ni los directivos de la Cámara Peruana del Libro se han preocupado por sacar su reglamentación, como existe en todos los países civilizados del mundo.

¿Qué opina del boom de las editoriales  y del crecimiento de las ediciones de autor? ¿a qué atribuye esto?
Dos realidades perversamente contradictorias:

a) Las grandes editoriales prefieren editar a sus autores, luego los “pican” y los vuelven a re-editar con gran bombo, mientras los nóveles que no tienen “padrinos” no encuentran editoriales que lo acojan.

b) Quizás por esto o por buscar nuevas alternativas, han surgido muchas editoriales independientes que, con alta calidad de edición, seleccionan y acogen poetas y narradores jóvenes. En un principio, deben pagar el costo de su edición, pero algunos prometen brillar en el futuro.

¿Ser librero en el Perú es difícil?
No diría que es difícil. Es una forma de vida que nada tiene que ver con buenos negocios. Ser librero en cualquier lugar del mundo es un servicio y una vocación. Es una forma de vida pues prefieres estar junto a tus libros y ordenarlos mil veces antes de dejar la librería. Felizmente, también hay investigadores y lectores que te alientan con permanentes demandas de materiales.

¿Cómo ve la política del Estado frente a la producción y comercialización del libro? ¿Existe alguna ley o norma que los haya beneficiado?
Como librera y como editora he participado intensamente junto a un equipo para sacar adelante la Ley del Libro, en el año 2003 y 2004, año en el que salió la reglamentación. Pero al final, los beneficios de esta Ley terminaron favoreciendo a las grandes editoriales e imprentas.

Con el tiempo se fueron haciendo ajustes a la Ley pero queda aún mucho por hacer. La red de bibliotecas públicas, indispensable para llevar el libro a los distritos más alejados de nuestro país, duerme el sueño de los justos. Y Promolibros, el ente encargado de promover el hábito de la lectura no pasa de realizar pequeñas actividades o acciones muy burocráticas y poco efectivas.

Finalmente, como ya señalé antes, no existe un sistema de tarifas postales para poder exportar libros peruanos. De esto nadie habla ni reclama pero el Perú debe ser el único país que carece de este sistema.

¿Qué metas se ha fijado para los próximos años?
Quiero promover más actividades culturales en el pequeño espacio que tengo para ello. Presentaciones de libros, pequeñas exposiciones, taller de escritura para adultos y actividades con cuentos y canciones para niños, los fines de semana. En verano me gustaría realizar estas actividades en el parque frente a la librería.
 

Librosperuanos.com
Portal cultural que promueve autores, editores y libros del Perú
Av. Benavides 449, of. 20, Miraflores - Lima 18    Telefax:(511) 242-7439    E-mail: [email protected]