Logo Libros Peruanos
buscar

ARCHIVO DE ARTÍCULOS PERIODÍSTICOS

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Manuel Burga
Burga: “Machu Picchu es símbolo de la creatividad del hombre andino ante el mundo”

Por
Fuente: Andina, Lima 07/07/11
http://www.andina.com.pe/Espanol/Noticia.aspx?id=FNClNqfKP80=

Para el historiador y ex rector de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos Manuel Burga Díaz, Machu Picchu constituye un símbolo de la creatividad del hombre andino ante el mundo y un icono que ayuda a los peruanos a recuperar el orgullo por su pasado.

El reconocimiento mundial logrado por Machu Picchu y nuestra cocina aporta una dosis de equilibrio para la buena relación de los peruanos con su historia, su medio y su realidad. A propósito del centenario del descubrimiento científico del santuario inca, Burga nos habla de ese reencuentro de los peruanos con su identidad.

 

¿Ha viajado al Cusco?

Sí, dos veces. He visto de cerca la sabiduría de los constructores incas, en paisajes extraordinarios; un lugar estratégico para ser observatorio astronómico, de difícil acceso. Quedé asombrado por la construcción y el aprovechamiento de la morfología del lugar.

¿Cree que aún falta mucho por conocer de la ciudadela?

Claro que sí. Nos falta estudiar más su arqueología.

¿Qué reflexión da sobre la celebración del centenario?

En el centenario del descubrimiento científico de Machu Picchu queda agradecer, en primer lugar, a los incas; en segundo lugar, a la naturaleza, que mantuvo este patrimonio oculto y lo conservó; en tercer lugar, al Cusco porque no lo saquearon por mucho tiempo, a pesar de que lo conocían; y en quinto lugar, a Bingham, que lo descubrió científicamente y lo hizo conocido. Hoy es el símbolo de la creatividad del hombre andino en el mundo.

¿El orgullo por Machu Picchu prueba cambio de actitud?

El orgullo que ahora sienten los peruanos es síntoma de una nueva situación. Probablemente el Perú está pasando por una situación de "menos nacional" a "más nacional", entendida como una buena relación con su historia, su medio y su realidad.

¿Es ya un ícono nacional?

Si Machu Picchu interesaba más a historiadores, arqueólogos y a la región Cusco, ahora es un patrimonio de interés nacional. Pasó de ser un ícono de la identidad cusqueña a uno de la entidad nacional. Hoy los peruanos se identifican con símbolos propios, más que con símbolos que llegaron después. Ya no hay vergüenza de decir que descendemos de indígenas.

¿Qué debe representar Machu Picchu para nosotros?

Debe representar el orgullo de una obra arquitectónica hecha por peruanos de la época prehispánica, síntoma de una situación nueva. Es una demostración de lo que podemos hacer por nuestro propio ingenio.

A lo largo de su historia, el Perú ha destacado de manera muy especial, antes y después de la conquista española. ¿Hay una suerte natural que nos hace privilegiados?

Lo que hay en nuestro país es una suerte de evolución de culturas, etapas previas no necesariamente articuladas. La civilización nativa se inicia con Chavín y culmina con el periodo inca, que es lo que los españoles encontraron en la conquista. En esa etapa prehispánica hay un largo periodo de florecimiento de una cultura andina con perfiles propios. El imperio inca, como organización política, social y económica importante en América del Sur, deja muchos legados históricos. Y uno de ellos es Machu Picchu. Pero entre los incas y las civilizaciones anteriores hay un silencio muy grande, en el cual las etapas previas van sentando las bases. No hay nada fortuito.

Entonces, ¿somos un país de continuos renaceres?

Las nuevas civilizaciones van turnándose en el desarrollo de la historia. Una no está encadenada a la otra. Cuando los moches y chimús comienzan a decaer, en el Cusco se desarrolla la civilización inca. Son dinámicas particulares. El Perú prehispánico ha desaparecido, pero en la sangre quedan los genes y algunos elementos culturales.

¿Los incas tenían una visión propia de grandeza?

Tenían una visión de construir una organización imperial expandiéndose por todos lados, incluyendo el oeste. Pero (el Tahuantinsuyo) tuvo una duración muy corta. En cien años construyeron casi un milagro; el Perú en 200 años de república todavía no puede igualar el récord de creatividad y realizaciones incas.

Ese desarrollo se trunca con la conquista europea...

La conquista transforma al hombre andino en otra cosa: en súbdito del rey español, en cristiano y dependiente de la civilización europea. De personas autónomas, independientes, pasan a ser secundarios en un contexto controlado.

¿Fue la razón por la que los campesinos la ocultaron?

Los agricultores locales siempre han sabido de la existencia de una estructura lítica muy importante de sus antepasados. Machu Picchu quedó cubierto de vegetación porque la familia inca dejó el lugar para refugiarse en Vilcabamba. El por qué lo hizo es parte de la imaginación histórica.

Entonces diríamos que Bingham es el difusor y no el descubridor.

Mire, usted puede tener una maceta en casa por años, hasta que la visita un botánico que le dice que esa planta es única en el mundo, por sus propiedades curativas. Ese botánico es el descubridor. Los campesinos del Cusco sabían de la existencia de un vestigio inca, pero es Bingham quien hace el descubrimiento y lo da a conocer al mundo. Acuérdese que él visita Choquequirao y decide buscar la ciudad de la que todos hablaban.

¿Parte de nuestra identidad está en Yale?

Ni un gramo de nuestra identidad está fuera del país. Las piezas arqueológicas representan para un país su historia, parte de los logros de sus antepasados. En los museos del mundo se muestra lo que en estos territorios se desarrolló como propio. No hay que olvidar que desde el siglo XVIII se comienza a apreciar los objetos arqueológicos.

Hoy volvemos a estar en vitrina, por la gastronomía y los logros en el ámbito económico. ¿Eso es parte de la ola de crecimiento histórico?

Creo que hoy los peruanos comenzamos a comer nuestra comida apreciándola, valorándola, como lo hacen en el exterior. Y eso es una novedad. El Perú se constituye cada vez más como una nación típica que está orgullosa de sí misma, de su historia, de sus comidas. A la pregunta "¿por qué ahora apreciamos nuestra comida?", seguro que es porque antes no había orgullo de sentirse peruano, de valorar lo propio. Si antes las familias con mayores recursos comían platos franceses, italianos, etcétera, ahora todos comemos en el mismo estilo. Eso demuestra que el Perú ha cambiado mucho.

¿Estamos recuperando nuestro orgullo?

Sí. La relación del Perú con su historia, sus monumentos históricos, sus objetos preíncas e incas ha cambiado. Hoy, los peruanos se sienten más identificados. Es bueno sentir respeto y cariño por la Patria. El patriotismo es la reciprocidad con el lugar que nació. En una nación bien constituida, los cargos públicos se ocupan para servir al país donde nació. Eso debería ser una conducta normal.

Compartir en:
   
   
A A A
Librosperuanos.com
Portal cultural que promueve autores, editores y libros del Perú
Av. Benavides 449, of. 20, Miraflores - Lima 18    Telefax:(511) 242-7439    E-mail: informes@librosperuanos.com