Logo Libros Peruanos
buscar

ARCHIVO DE ARTÍCULOS PERIODÍSTICOS

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Raúl Allaín
Eros y Tánatos. Profecía o trance

Por Humberto Pinedo Mendoza
Fuente: Librosperuanos.com
Lima, diciembre 2012

Para mí tiene mucho significado este libro de poemas y apuntes antologados intitulado Eros & Tánatos, que tiene en sus entrañas liberadoras una visión futurista de lo que se refiere in situ vivir este apasionado sentimiento. Amor, morir, nacer. Es decir entregarte a una pareja a pesar de lo que pueda suceder. Diría yo un instinto de muerte anunciada.

Cuando Ernest Hemingway escribía en Adiós a las Armas sobre la vida apasionada de un amante decía que cuando uno ama demasiado y te corresponden enfrentas al creador en la sublimidad. Y este mito de siglos no te permite ser feliz en tu tiempo. Y percibes que tu ser amado puede morir pronto. El instinto vital del Eros y Tánatos confluye lleno de energía profética.

De la misma forma Amado Nervo escribía sobre su libro  La Amada Inmóvil que el amor no muere cuando trasciende en la entrega. Ser feliz en la tierra es morir con la otra parte. Sus poemas trasuntan este sentimiento vertiginoso de amor intenso  que se repite en sus versos y así  morir sin sentido. Es decir despierta en nuestro subconsciente  un motivo diferente de ver la vida.
Herbert Marcuse recoge este planteamiento en el siglo industrial. Sin olvidar la primigenia de Empédocles de Agrigento. Su "Eros y Tánatos" trata casi freudianamente sobre la existencia vital del hombre. Crea amor de diferentes tipos pero tienen su límite, o lucha por un ideal. Es el instinto de la muerte, el sacrificio o la inmolación budista.

En mi libro Olguita Amando recojo este sentir apocalíptico. Mi primera esposa Olga Vigo  decía: “Tengo miedo de nuestro amor”. Y agregaba que solamente: "La mano de dios podría separarnos". Y así sucedió el megalómano creador me la quitó prematuramente. Se juntaron el eros y tánatos con tanta intensidad y percibí lo que iba a suceder.

Por eso en este libro Eros y Tánatos: Poesía y arte contemporáneos, Iván Fernández-Dávila y Raúl Allaín tienen esa virtud de recoger ese numen conmovedor. Morir amando, o amando morir. O volver a nacer en otra dimensión. Aquí les dejo algunas perlas poéticas sensitivas de poetas de diferentes nacionalidades que expresan esta angustia  biexistencial.

Un descubrimiento
Encontramos versos y apuntes pictóricos con mucho significado sexual, sensual, erótico y  bidimensional. Ubicamos versos como "La loca" de Alex Castillo-Linares, en Alexander Anchía Vindas y Carlos Alberto Celis. Me sorprende la intensidad de Ana Balcázar cuando dice: "(…) recojo tus dulces sueños / mojados (…)". Diana Benites se embelesa de sensualidad con su cuerpo. De la misma forma en Joel Bustos y Mónica Yépes encontramos esa ilusión centrada en el amor.
Me he percatado que son las poetisas las que expresan mejor este sentimiento de  amor y  muerte en esta recopilación literaria. Como Karen Quintana cuando exclama "Porque me matas". También Martha Urquizo que recoge estos sinsabores de los desconocidos. Aunque Pedro Gollonet exprese erecto su clímax humano. Luego encontramos a  Deolinda Beltzer con su amor perdido o desgarra o clímax. Y Esteban Poole que percibe el advenir del amor.

Pero Sandra Rodríguez aclara: “(…) encontrar esa esquina  / de la cama / sin sudor  / y que mueras en mi (…)". O Urpi Arcos en “La cena”: “(…) huérfana de tu cuerpo,  vuelo entre las mariposas del miedo (…)”. Pero Vilo Arévalo se compenetra con este sentimiento: “Un beso tuyo, aunque forzado, / hizo lo impensable: / le dio la humanidad  a la Muerte”. Héctor Ñaupari plantea “Elogio del buen amor”. Nuestro amor ha sido un perfecto salto al vacío. Por eso Augusto Rufino dice: “(…) de mi mundo a punto de estallar (…)”. Pero Raúl Allain y Pablo Campoamor son mucho más expresivos con estos sentimientos encontrados. Allain casi profético y Campoamor lleno de deseo e intensidad.
Paisajes vitales

Hay dibujos muy bien expresados en este libro antologador de versos e imágenes. Como el de José Carlos Tássara en "Los amantes", o “La conciencia” de Javier Bellido. Pero lo más significativo es el trazo o apunte “Hemingay y sus días de verano” de Claudia Pinto. Muy significativa para expresar el Eros y el Tánatos que agobió al escritor en vida hasta su suicidio.

Así tenemos a Paul Cabala con sus desnudos, Lizandro Vargas en "Amazonas" y Javier Arreola con “El amor es bipolar”. Como también sobresalen Sandra Rodríguez, Natalya Lizárraga, Miguel Agurto, Mery Diaz, Lucía Portocarrero y Lissette Cruzaleggi con el placer del Tánatos. Muy expresivos y sobrios con sus versos y trazos de vida.

(*) Humberto Pinedo Mendoza. Nacido en Lima en 1947. Ha publicado cuatro libros de poesía: Olguita Amando, Topus, Avizor y Convulsión. Libros de Historia Rostros y Rastros del Callao y La Historia de San Miguel. Incluido en la Historia de la Literatura Peruana de Augusto Tamayo Vargas, César Toro Montalvo y José Beltrán. Ha sido Presidente de la Casa del Poeta del Callao en 1992 e integrante de Gleba Literaria. Incluido en los suplementos dominicales del Comercio y Ojo y en la revista Olandina. Como Periodista ha trabajado en el diario Expreso, Ojo, Oriental el diario Callao y el Faro. Ha sido columnista de las páginas de Historia y Cultura de los diarios del Callao. De acuerdo a los críticos literarios Wolfgang Lutching, César Toro Montalvo y Augusto Tamayo Vargas el poeta Humberto Pinedo practica una poesía concreta de gran significado y sensibilidad social.

Compartir en:
   
   
A A A
Librosperuanos.com
Portal cultural que promueve autores, editores y libros del Perú
Av. Benavides 449, of. 20, Miraflores - Lima 18    Telefax:(511) 242-7439    E-mail: informes@librosperuanos.com