Logo Libros Peruanos
buscar

ARCHIVO DE ARTÍCULOS PERIODÍSTICOS

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Emilio Adolfo Westphalen
Una amistad epistolar Una amistad epistolar

Por
Fuente: El Comercio. Domingo 17 de Julio del 2011
http://elcomercio.pe/impresa/notas/amistad-epistolar/20110717/879045

Emilio Adolfo Westphalen y José María Arguedas, entrañables amigos y notables personajes de la vida cultural peruana del siglo XX, mantuvieron durante muchos años una fluida correspondencia. A continuación publicamos tres cartas inéditas cedidas por las hijas de Emilio Adolfo en exclusiva para El Dominical.


La amistad entre Emilio Adolfo Westphalen y José María Arguedas creció, según ha señalado el primero, por sentir el poeta que la insularidad del narrador se parecía a la suya. Westphalen contó en la conferencia “Poetas en la Lima de los años treinta” que, por su condición de descendiente reciente de familias inmigrantes (de sus cuatro abuelos solo su abuela paterna había nacido en el Perú), se sentía como en cuarentena permanente. “La hostilidad que al parecer se me oponía podría quizás equipararse a aquella de la cual se quejó José María Arguedas, dentro de un plano muy enconado de rivalidad entre serranos y costeños”, agregó.

Inés Westphalen, hija del poeta, a fin de celebrar de manera conjunta el centenario del natalicio de ambos amigos, está a punto de publicar en México, donde reside, su correspondencia. Esta abarca 48 cartas escritas entre 1939 y 1969. Sobre esto Inés aclara: “El intercambio epistolar entre JMA y EAW desgraciadamente no es exhaustivo, ya que si bien hay un buen número de cartas de JMA dirigidas a Westphalen, hasta ahora solo se han encontrado pocas de las que este último remitió a su amigo. Sin embargo, la franqueza y confianza que ambos se tenían permite poner en evidencia tanto coincidencias en formas de pensar como el nivel de intercambio que existía entre ellos sobre temas muy diversos”.

Presentamos a continuación algunos fragmentos de aquella correspondencia. Dos cartas de Arguedas a Westphalen y una respuesta de este al autor de “Todas las sangres”.


Primera carta de Arguedas
El lunes o miércoles iremos al Cuzco. Inmediatamente se comenzará la edición de mi folleto, con los trabajos de los alumnos. A propósito he recibido unos consejos de Tauro [Alberto Tauro del Pino] “El General [José Rufino] Echenique en su mejor época parece de mediana estatura” . Y ofrece también ayudarme.

Quizá yo exagere la importancia de los trabajos de mis alumnos, soy muy apasionado en estas cosas; pero es seguro que mi folleto hará saber a todos los colegios del país cómo se debe trabajar y cómo debe comprenderse la labor de un colegio.

Es brutal cómo se ha perdido el tiempo y es monstruoso el personal de los colegios. Conocí al Director del colegio de Puno; el colegio tiene más de 800 alumnos; y su Director, un Dr. Vizcarra, después que oyó decir a Moisés [Sanz, educador y diplomático mexicano], que Díaz había gobernado 34 años México, a propósito de una referencia que hizo sobre Juárez; él contó después una historia del tiempo del general Castilla “que gobernó al Perú 45 años”. No quiso quedarse atrás, ni hacer quedar atrás al Perú. En seguida preguntó a Moisés, como quien da una sorpresa “¿Ha leído Ud. las tradiciones de Ricardo Palma?”.

Cuanto más se comprende, y cuanto más se aprovecha la inteligencia y las extraordinarias cualidades del alumnado, la indignación y la rabia se apodera de uno. El director de mi colegio me preguntó de qué año era ese alumno Calderón de la Barca, cuando leyó este nombre en el programa del Día del Idioma.

Además ha dicho en los periódicos que él descubrió en Europa tres sueros, uno para curar radicalmente la lepra, otro para curar el cáncer y otro contra la tuberculosis. Y cuando le llovieron cartas pidiéndole direcciones para adquirir esos maravillosos remedios, él contestó a todas diciendo, que por sus “múltiples ocupaciones” se había olvidado de las señas de los laboratorios que en París le compraron las fórmulas de sus descubrimientos. (Carta de JMA a EAW. 9 de enero de 1939).

Segunda carta de Arguedas
Te envío un poema, hecho en clase, por un alumno de primer año. Es del concurso del 24 de junio; entré a la clase sin haberles advertido que habría concurso; les expliqué un poco sobre el horror de esos poemas que comienzan con “¡Oh indio!…” y les dejé absoluta libertad para escribir. Leyendo esos trabajos, hubo ratos en que poco me faltó para llorar de alegría. Son de un valor incalculable, como arte y como documento.

Tengo unos 40 para publicarlos. Pero estoy luchando, casi sin esperanzas, para conseguir dinero. No solo tengo poemas y otros artículos. Tengo trabajos de los alumnos sobre danzas, costumbres, waynos, leyendas, cuentos; y descripción de pueblos, de ríos, de cerros, lagunas. Tengo trabajos sobre economía, sobre el trigo, el maíz, habas, etc.… Cuando pueda sacar mi revista, será algo muy bueno; para los que buscan arte, y para los que quieren datos.

Me parece que tendré que pedir un poco de apoyo a los amigos. (Carta de JMA a EAW. 16 de julio de 1939)

La respuesta de Westphalen
Estoy encantado que los muchachos de la escuela lean mis poemas y los de Eguren. Sobre todo, si uno piensa en la clase de lectura con la que, por lo general, se atiborra al escolar y al mismo tiempo se malea sus dotes nativas para la poesía. Espero mucho de esa influencia, que sería de desear pudieras completar con la más rica de la poesía francesa de este siglo y del pasado. Tú sabes que uno de los lemas capitales del surrealismo, uno de los que con más frecuencia repite, es esta sentencia de Lautréamont: la poesía debe ser hecha por todos. No se trata en definitiva sino de darle libre curso.

En el poema de Aguilar [alumno de José María Arguedas en Sicuani] que me mandaste, quiero subrayar esta frase, por la resonancia poética que despierta: “la musa se levanta y se aleja al desierto”. Resonancia que se acrecienta por encontrarse en un poema de circunstancias (tema señalado: el indio, poema descriptivo: una fiesta en la aldea, es decir, pieza retórica) y brilla con una profundidad especial. Poesía es la que por entero se halla formada por imágenes como esa. Supongo que a la fecha ya te habrás regocijado altamente con la revista 3, que yo he definido como un nuevo suplemento de “El Comercio” con distinto formato. Sobre todo con esa muestra de cretinismo tan sabrosa que es el retrato de Echenique por Tauro. Por si acaso no sabes, te anuncio que Beltroy, Falcón, Tovar, Tauro, etc., están haciendo circular una nueva lista recolectando firmas de intelectuales para un homenaje a Manuel Prado. Ellos mismos están haciendo una revista: “Para Todos”, financiada por el Banco Popular y, desde luego, de propaganda pradista. (Ya salió hace unos días pero todavía no la he visto). Creo que no hay necesidad que haga comentario al respecto. (Carta de EAW a JMA. 22 de agosto de 1939).
 

Librosperuanos.com
Portal cultural que promueve autores, editores y libros del Perú
Av. Benavides 449, of. 20, Miraflores - Lima 18    Telefax:(511) 242-7439    E-mail: [email protected]