Logo Libros Peruanos
buscar

ARCHIVO DE ARTÍCULOS PERIODÍSTICOS

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Carolina Ocampo
Letras Huancas

Por María Luz Crevoisier
Fuente: El Peruano
http://www.elperuano.com.pe/edicion/noticia-letras-huancas-3196.aspx

Una de las autoras representativas de las letras de Junín es Carolina Ocampo. Ella tiene una poesía particular, influida por el paisaje en el que se ha desarrollado, pero que no ha perdido filo social.

El editor y poeta Carlos Zúñiga Segura escribió que "la poesía peruana de la década del 80 registra el signo y aroma de una voz novísima que florece en la región central del país".

Se refiere a Carolina Ocampo Abasolo (Huancayo 1958) cuyo primer libro, Amarte es parte mía (Ed. Capulí, 1985), revela la afirmación de un destino, de una "vocación consagrada a trocar los tiempos fracturados en esplendorosa esperanza".

La literatura, poesía y música del valle del Mantaro están influidos, sin lugar a dudas, por formas ancestrales como el wanka (elegía que sirvió para cantar la muerte de Atahualpa, según el estudioso César Valencia Solanilla), expresión incásica que les otorga esa melancólica tristeza tan característica en ellas.

La poeta y antropóloga Carolina Ocampo no ha podido sustraerse a esta herencia. Ella, nacida en la tierra de los wankas y criada a orillas del Camino Real, antigua ruta inca que utilizaron los conquistadores para arribar al Cusco, ha sabido fusionar el bucolismo que rodea a la ciudad "incontrastable" con  el ambiente social que le ha tocado compartir.

Con Amarte es parte mía, Ocampo se inicia oficialmente en la creatividad poética a la que el crítico literario Manuel Baquerizo Baldeón denomina como una "insólita inmersión en el proceso del alumbramiento biológico y literario". Su descontento, esa irritación por el acontecer que ella no puede cambiar, se revela en este verso de su segundo poemario Oda a la Utopía (1998): "¿A quiénes/confiamos/nuestra canción de paz? / ¿A qué abigeo/dejamos/ cuidando/nuestra fe? // Ha muerto la utopía/viva la utopía".

Y con más fuerza lo percibimos en "Pueblo chico, infierno grande". "Pueblo de locos vagando en cualquier calle / de beodos bien vestidos y harapientos, /de literatos, poetas y mercaderes // Pueblo de olores, sabores, colores / pueblo de intensos nubarrones, / bellísimos arco iris".

Esta poeta huanca pertenece, junto a Nicolás Matayoshi, al movimiento literario Dosamarus. Y es de justicia agregar junto a su nombre el de otras voces femeninas como nos lo sugiere, así a la vate Julia Cordero, Pilar Laña Santillana, autora de la novela En el valle de Huanchar, Laura Riesco creadora de El truco de los ojos (novela); la poeta Elsa Herrera, la narradora Isabel Córdoba de Villanes, las poetas Flor de María Ayala y Rosa Iñigo del movimiento poético "Para cantar o morir" y la dramaturga María Teresa Zúñiga, quién escribió la magnífica obra teatral Zoelia y Gronelio, etcétera. Ellas, junto a Ocampo, quienes pertenecen a diferentes provincias del valle del Mantaro a las que prestigian por su alta calidad literaria.

Carolina Ocampo editó por vez primera a fines de los setenta en la plaqueta "Hojas populares Warma" y ha sido seleccionada para diversas publicaciones culturales regionales e internacionales como traducidas al francés, inglés e italiano. Sus creaciones fueron incluidas en los estudios críticos del francés Roland Forges y de Issy Morton de Estados Unidos.

Amarte es parte mía, recibió el premio de la Casa de la Cultura de Huancayo y la universidad San Cristóbal de Huamanga. En 2011 escribió junto a Anne Marie Fries y Nicolás Matayoshi Gertud Bartschi: una vida por los pobres del Perú. Actualmente prepara otro libro de poesía mientras continúa con su trabajo como directora de un centro privado que se encarga desde fines de los 80 de dar apoyo diverso a los niños de ambos sexos trabajadores de Huancayo.


Fin ángel del saudade
(Poema de Carolina Ocampo)

Ángel del saudade
apacigua mi lamento
aquieta el remolino dantesco del olvido
humedece mis sienes
transita mi cerebro
como huésped bienvenido
no como larva que cala mi memoria.
Invoco el recuerdo de días soleados
luz que brilla en cada gota de rocío
brisa que acaricia mi faz.
Permíteme,
ángel del saudade,
ir de tu mano al encuentro con la muerte.

Compartir en:
   
   
A A A
Librosperuanos.com
Portal cultural que promueve autores, editores y libros del Perú
Av. Benavides 449, of. 20, Miraflores - Lima 18    Telefax:(511) 242-7439    E-mail: [email protected]