Logo Libros Peruanos
buscar

ARCHIVO DE ARTÍCULOS PERIODÍSTICOS

A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z

Irma del Aguila
Tocar la luna

Por Jorge Eslava
Fuente: El Comercio, Lima 22 de enero de 2012
http://elcomercio.pe/impresa/notas/tocar-luna/20120122/1363977

Una historia de piratas coloniales, con aventuras marinas, ganó el Premio Novela Breve de la Cámara Peruana del Libro. Conversamos con Irma del Águila, su autora.

Irma del Águila asistió a la Feria del Libro de Quito para presentar su novela “El hombre que hablaba del cielo”, galardonada con el Premio Novela Breve de la Cámara Peruana del Libro 2011. La autora dispuso sobre la mesa un estuche negro. Un paraguas, tal vez, en una ciudad en la que llueve intempestivamente. Durante la disertación, ella desenfundó y descubrió el instrumento más revolucionario de la navegación del siglo XVII: un catalejo, en una réplica fiel del que Esteban Quintero y Saldarriaga, el piloto de su novela, empleó para brindarnos la visión de un universo occidental enfrentado a una cosmovisión andina.

Cómo explicar que una socióloga se incline hacia la fabulación de la historia.
La novela es un terreno fértil en el que la ficción confluye con líneas de reflexión sobre lo que fuimos y de continuidad con el presente.

Sus dos novelas anteriores la instalaron detrás de la mirada de Cristina, una periodista contemporánea. En esta novela, su principal narrador es impersonal, aunque volcado al mundo masculino de travesías y feroces combates…
Aquí la figura principal es un piloto criollo, quien es tomado prisionero por corsarios holandeses después de una batalla en las costas de Cañete. Hay, evidentemente, una voz que demandó una construcción. Fue un reto enorme de documentación, revisando libros de cosmografía, astronomía, actas de difuntos y contratos mercantiles.

¿De qué manera la seducen las invasiones piráticas que sufre el Perú en la Colonia?
El ataque de la flota holandesa da pie para colocar al Perú de aquella época dentro de un escenario global en que las potencias pugnan por romper el monopolio de las rutas de comercio. Me seduce explorar lo cotidiano en una época de transición hacia la modernidad.

¿Qué la lleva a introducir una segunda voz narrativa, desde la perspectiva del corsario Jan van Hück?
Me permite jugar con puntos de vista en conflicto. Este ‘enemigo holandés’, hereje, tiene algo que decir y nos expone las razones de su odio hacia España.

¿No bastaba que Esteban, el protagonista, fuera obligado a vivir entre recuerdos de infancia y contrarias cosmogonías?
Esteban evoca la cosmogonía de los indígenas yauyos y yungas; el cielo prehispánico sembrado de “estrellas negras” más negras que el carbón y que, en el decir del Inca Garcilaso, no podía distinguirlas con sus ojos mestizos “por no saberlas imaginar”.

Aquí cobra importancia ese instrumento maravilloso, cuyo papel quizás es más importante que Esteban.
El telescopio fue el punto de inicio en mi novela. La imagen de un hombre tocando la Luna, a solo cuatro diámetros terrestres, me pareció cautivante. Leyendo unas cartas, me topé con una referencia insólita: en Francia, la reina María de Médicis pierde toda compostura y se abalanza sobre el aparato para colocar el ojo sobre la mirilla. Hinca las rodillas, tanto como puede, vestida como estaba, con el guardainfante y las enaguas reales.

Un riesgo de afrontar una novela histórica es el caudal informativo. ¿Cómo controló este hechizo documentario?
Fue necesario volver sobre el texto una y otra vez, recortar información, afinar las voces, todo en función de la coherencia del relato. La redacción final fue un ejercicio de disciplina.

Haz logrado un hermoso mural de la vida antigua y curiosa de Lima.
Gracias a los documentos de época: hay, por ejemplo, rumores insistentes que acusaban a los amigos del virrey Príncipe de Esquilache de instalar casinos clandestinos en la ciudad, aunque mal tolerados por la Iglesia.

Merecen especial atención los arcaísmos y el vocabulario náutico utilizado. ¿Cómo escribir bajo aquel imaginario?
Fue un trabajo de hormiga. La investigación duró más de dos años y me permitió acercarme no solo al mundo de las ideas, sino, en la medida de lo posible, a la reconstrucción de un cotidiano limeño y de los pilotos en alta mar.

Compartir en:
   
   
A A A
Librosperuanos.com
Portal cultural que promueve autores, editores y libros del Perú
Av. Benavides 449, of. 20, Miraflores - Lima 18    Telefax:(511) 242-7439    E-mail: informes@librosperuanos.com